Cine como realidad virtual


Cine y vida, cine y política, cine y filosofía, cine en la realidad y cine en la ficción.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

El hombre que mató a Liberty Valance (sobre novatos).


Uno de los temas más recurrentes en el western es el que trata las relaciones entre maestro-discípulo. No pude evitar recordar este tema al comentarle a Criteri la existencia de la magnífica película Cowboy.
Jack Lemmom aparece en "Cowboy" interpretándose a sí mismo, es decir, desempeñando el papel, tan habitual en sus trabajos, de tipo afable y alegre, de buena persona en definitiva.
Sin embargo, al conocer a Glenn Ford, y por circunstancias que no vienen al caso explicar, decide aprender a disparar tan bien como él.
Así, Ford se convertirá en maestro de Lemmon, pero no sin antes advertirle sobre el cumplimiento de unos mínimos éticos y morales; señalándole del "peligro" de que, cegado por su virtuosismo con el revólver, pudiera convertirse en una mala persona, en la antitesis del bonachón jocoso que era.
El discípulo, crecido y soberbio, hace caso omiso de las advertencias del maestro y acaba convirtiéndose en un matón sin escrúpulos.
También en la pradera sin ley, un juglaresco y bufonesco Kirk Douglas se hace cargo de un joven afable que desea aprender a manejar el revólver. Y, cómo no, el joven acaba convirtiéndose en un chulito Pepito piscinas, en un orgulloso gallito que pretenderá, incluso, ligarse a la mujerona de la peli destinada a papá Douglas.

Sin embargo, no siempre son jóvenes, afables y díscolos a priori, quienes instan a sus maestros para que les enseñen el manejo de un arma, pues también encontramos esforzados maestros que insisten en que sus alumnos se apliquen en ello, aunque con dispares resultados.
Arthur Kennedy, un eterno secundario de lujo, se esforzó en Nevada Smith para que un mozalbete McQueen, sediento de vengaza tras el asesinato de sus padres, aprendiera el uso del revólver, de manera que así pudiera sobrevivir a tan arriesgada como justiciera empresa.
Pero si un maestro, precisamente el más grande de entre los grandes, fracasó al enseñar a un discípulo el manejo del revólver, ése fue, sin duda, Jhon Wayne en el hombre que mató a Liberty Valance.
Claro que el fracaso del maestro bien pudo entenderse y disculparse sabiendo que tuvo como alumno a un torpe y talantero James Stewart, interpretando un papel que se me antoja el fiel reflejo de nuestros progretontos negados para la épica y la acción.
¡Novato, novato!, le repetía Wayne, inmisericorde, al pobre leguleyo de Stewart en, probablemente, una de las mejores escenas del western de todos los tiempos.
Pilgrim!(jejejeje)

Esta España cobarde, zapateresca y apátrida, está llena de PILGRIMS que se esconden en peregrinos y vergonzosos pacifismos chaconescos :))

Saludos.

PD: Por cierto, ¿pilgrim quiere decir novato o más bien "pringao" y pardillo?

12 comentarios:

jose dijo...

Y la épica multicolor de Horizontes lejanos, y Whinchester 73, y Solo ante el peligro. El Duke J. Wayne que más me impresiono fué cuando aparece en aquel recodo del camino polvoriento y hace parar la diligencia, (escena maestra donde las haya), y luego el deambular de la diligencia por aquellos caminos en C/N, magistral.

Noctas dijo...

Tienes momentos muy buenos Apañó. Leer de nuevo el título de esta delicia "Nevada Smith" ha sido un verdadero placer. I si, John Ford fue el gran rey del western, porque supo plasmar a la perfección esto tan universal de las dos Españas...

Criteri dijo...

Se me ha ocurrido una teoria al leerte. Yo adoraba esas pelis però ahora, quizà tambien por influencia de la mujer, mi interés ha bajado. Recuerdo que las últimas que vi con pasión incluso, de mocillo,fueron los spagueti w. Creo que LEONE I MORRICONE ACABARON CON EL WESTERN. Después, quizà por su causa, todo cambió.

jose dijo...

La Épica por la Épica, la aventura por la aventura, que mas daba las balas que tenía el héroe, era la emoción por la emoción, el latigazo mental por la visión mayetástica del momento crucial, era la lecha, vamos.

La muerte tenía un precio.

Por un puñado de dólares.

El bueno, el feo y el malo.

Etc.

Y la música dió la vida al momento visual, al entorno cruel de la acción, y desde entonces muchas cosas cambiaron

jose dijo...

Apañó, nuestra realidad social nos lleva a una semblanza a los Gary Cooper y su "Solo ante el peligro", donde un en principio antiheroe acaba siendo el vengador de una banda que atemoriza a un pueblo cobarde y miedoso.

La historia se repite mas o menos cada 50/80 años, y entramos en el final de esa cuenta atrás. Quién no quiera verlo, pués que no lo vea.

Cuando el pueblo llano está tan adormecido, alienado, destruido por las droguas del futbol la TV-basura y otras cosas, de algún lado tiene que salir quien ponga orden en la "cocina".

Gerard dijo...

Muy interesante, se agredecen estos nuevos vientos. Por cierto hoy voy a ver a Los Suaves en Apolo, una tradición navideña. Saludos

Gerard dijo...

No especialmente, aunque ya sabes los recuerdos de esa época están difusos, era más de A SACO, ENFANTS..todos los tugurios rockeros de La Rambla y aledaños. Oye, si te animas a venir, seguro que quedan entradas, dame un toque y quedamos por ahí antes del concierto. Yo voy con un colega de toda la vida que debe haberlos visto más de 1000 veces!

jose dijo...

No sé Apañó, te veo algo fuera de juego, a mi pasa algo parecido.

Las confrontaciones por "ajenos", no hay que tomárselas a ningún nivel.

Venga hombre anímate.

pasoslargos dijo...

Apaño,feliz navidad hermano, para ti y tu familia,un abrazo amigo mio.

cierra españa.

jose dijo...

Bueno Apañó, yo para no quedarme atrás idem de idem. Estaré unos días fuera allende las tierra de Aragón mi patria chica.

Saludos y como mi admirado Capitán Trueno, ¡¡Santiago y cierra España!! al tiempo que descargaba un mandoble sobre la infiel testuz del morillo de turno, y en compañía de Crispin y Goliat mis eternos héroes por siempre. Y sin faltar la amada Sigrid rubia donde las haya, allá por el Thule frío y nebilosos dondé está esperándolo in secula seculorum.

Afectos cordiales, ya sabes que lo cortés no quita lo valiente y tú lo eres en grado sumo, para llevar la contienda como la estás llevando, un admirador. José

jose dijo...

El pequeño intercambio de epitetos sobre la sanidad mental que tuve con el B&C, llevado del calor de las teclas y sin darle la importancia del momento, no fué óbice para que se desgranaran esas "cosillas" que estan ahí, y que a veces hay que declamar. El buen Otentote de UQV puso suavemente la paz. Y en esa paz que algunos de la Polonia feliz y ficticia quieren, pues se acepto por aquello de la educación y las buenas maneras. Alguién borró las palabras incorrectas y las trastoco por un versión edulcorada.

En ningún momento Vd, estuvo en candelero de la diatriba. Era y los demás, yo acepto todo menos que me alusionen como a "esa gentuza" peyorativamente, y claro uno tiene su corazoncito, aunque sea del tamaño de un pequeño ratón.

Yo a Vd. le estoy admirando cada día mas, por esa excelsa labor de no callar las cosas (que otros si nos callamos), y sabedor de la dificultad de tamaña tarea le saludo fraternalmente.

jose dijo...

Sr. Apañó el inclito B&C me ha dedicado toda una Sra. entrada y también hace alusión a Vd. no tiene desperdicio, visítela.

Atte: Jose.